viernes, 5 de julio de 2013

AMOR DE MADRE EN EL FIN DEL MUNDO Por Loreto Cárdenas

Lo primero, me llamo Loreto Cárdenas Vargas  y vivo en un lugar maravilloso lleno de paisajes y naturaleza, se llama Cerro Sombrero, comuna de Primavera en la Isla Grande de Tierra del Fuego. Llegué acá a los 9 años, ahora tengo 30, toda mi vida en este maravilloso lugar.  Para poder llegar al continente  viajo 3 horas y media, más media hora de cruce en barcaza.

El año 2003, a mis 21 años, llego la personita más importante de mi vida, mi hijo Christofer, que ahora tiene 9 años, cursa el 4°año básico en la única escuelita que hay acá,  no son más de 80 alumnos en su colegio, en su curso asisten solo 12 niños, por lo tanto los niños como él no son muchos,  él es el único diagnosticado con Trastorno Generalizado del Desarrollo, por esta razón se me ha hecho difícil, porque no tengo mamás con quien conversar del tema, que me entiendan y sepan cómo son nuestros hijos.

Mi hijo siempre fue un niño muy especial, a los 3 años ya sabía el abecedario, pero no decía ninguna palabra, siempre fue el regalón de mi padre,  a él una enfermedad se lo llevo en el 2007, pero alcanzo a aprovechar al máximo su, hasta ese entonces,  único nieto.

Para mi pareja y para mí él es nuestro único hijo, y hasta el momento creo que será el único, ya que el 100% de mi tiempo lo dedico a él.  No me arrepiento de haber dejado de lado el trabajo y el sueldo por mi hijo.  Soy feliz ayudándolo y viendo sus progresos.  Simplemente escuchando cuando me dice “te amo mamá”, con sus abrazos y muestras de amor me doy por pagada.

Cuando mi hijo tenía 6 años a su colegio llego psicóloga, en ese entonces no había integración escolar y no había profesores diferenciales ni nada, era un clásico colegio básico, en donde los niños especiales, que eran pocos,  tenían que viajar o irse a estudiar fuera.  Cuando ella comenzó a evaluar a mi hijo, me cito a una reunión y me dijo que lo había estado observando en el recreo y en clases y que ella creía que podría tener, síndrome de asperger, hasta ese entonces yo no tenía idea de lo que eso era, no me asuste ni nada, pues siempre lo vi como un niño especial, diferente a los demás,  y a los 7 años lo lleve con su neuróloga, y ella me dijo que él tenía un TGD y no un asperger porque le faltaba un criterio para poder diagnosticarlo con asperger, aunque para mí el diagnostico era solo eso, el para mi es mi vida, mi regalo y, sea como sea, siempre estaré hay para ayudarlo.


Bueno lo que realmente me interesa que conozcan es la manera de enfrentar esto, viviendo tan lejos, donde no hay hospitales, ni especialistas, en donde para que te vea un especialista tienes que viajar si o si al continente,   la primera vez que tuve que ir a un neurólogo, tuvo que ser de forma particular, de otra manera no podría atenderlo rápido como yo quería, y no entraría al proyecto de integración que ese año se inauguraba en su colegio,  igual espere un poco para que me dieran la hora, y con eso hacer calzar el turno de trabajo de mi pareja, juntar el dinero para poder  viajar, y pedir con anticipación los pasajes en el bus, si no hay, simplemente  te quedas en la isla, gracias a dios ese día salió todo bien y por fin tuve en mis manos el tan anhelado diagnóstico.

Después vendría todo lo que era integrarlo al colegio a su curso, informar a sus profesores de que trataba su diagnóstico y que era lo que ellos debían hacer y que no debían hacer con mi hijo, fue complicado para mi andar hablando de esto y repetir lo mismo muchas veces, a la familia o amigos y guardarme las opiniones de “él se ve sanito” o “él no puede estar en el espectro autista, yo conozco niños autistas y tu hijo no los es” y muchas cosas como esa que ahora aprendí a simplemente no escuchar y dejar que hablen, el que realmente quiera saber algo de mi hijo me lo preguntara y el que no simplemente hablara de lo que no sabe, y déjenme decirle que en un “pueblo chico, el infierno sí que es grande”, aunque tiene su lado bueno, la tranquilidad el vivir sin miedo a los delincuentes y que los niños puedan jugar tranquilos en la calle no lo cambio por nada.
Yo simplemente quiero que sepan que vivir aislada no es fácil, menos con un niño como el mío, el tener que viajar siempre agota,  pero por mi hijo siempre haré todo lo que este a mi alcance y eso se ha notado, en el último control con su neuróloga le fue excelente, él ha avanzado un 200% y eso me hace feliz, y se debe a mi esfuerzo, al de su profesor jefe, que la paciencia y el ser de esos docentes que ahora no se ven, esos que quieren a sus alumnos, y hacen su trabajo con dedicación y amor, también a las tías especialistas, (psicóloga, fonoaudióloga y profesora diferencial) sin su ayuda me sería imposible aprender más de todo esto, ellas me han enseñado mucho y no puedo dejar de mencionar a sus tíos del centro de rehabilitación cruz del sur de porvenir, ellos son un 10.

Termino por decir que siempre se puede, ya me ven a mí, aislada y todo, sin los medios que se tienen en la ciudad, mi hijo ha logrado cosas impresionantes, todo va en el esfuerzo que le pongan como mamás, que muchas veces nos sentimos solas en esto, nadie nos entiende, o eso creemos, yo tengo a mi pareja y gracias a él mi hijo ha aprendido muchas cosas, como padre es parte fundamental de todo esto, así que lo único que les puedo decir es, crean en sus hijos, ellos pueden hacer muchas cosas, incluso llegar a ser mejores que nosotros mismos,  ellos son mejores personas, puros de alma y de corazón, y siempre he creído que los niños especiales le llegan a los padres que son fuertes, que no tienen miedo de defender  contra quien sea a sus hijos, y a amarlos incondicionalmente.


21 comentarios:

  1. Me encanto tu historia!! yo tyengo una hija de 5 años con TGD y me sirve con ejemplo lo que tu has vivido ya que hace un tiempo se nos presento la oportunidad de vivir en el campo, pero no me animo por no dejar los tratamientos ya que tambien deberia viajar casi 3 horas para poderla atender .. pero me atrae la tranquilidad del campo eso que decis que los niños pueden jugar y casi no hay delincuencia el vivir a puertas abiertas .... Deseo que tu vida siga avanzando un fuerte abrazo desde San Juan -Arg- Gabriela Videla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mas difícil lo de las terapias, pero el lado positivo es que ellos se crían en un ambiente tranquilo y feliz de las cosas malas que suceden en ciudades grandes, se que algún día tendré que irme de donde vivo, pero mientras tanto lo disfruto al máximo junto a mi hijo y el es el mas feliz, saludos.

      Eliminar
    2. te felicito , yo creo que vives en un paraiso y lleno de atenciones conozco cerro sombrero , yo soy de punta arenas , y nunca tuve lo que tu tienes con tu hijo especialista a mi la fonodiologa me salia carisimo por eso digo que vives en un paraiso y tu hijo es un previligiado , y tendra tremendos avances

      Eliminar
    3. Si, me gusta mucho el avance que ha tendido el colegio con respecto a los niños con necesidades educativas especiales, y me considero una privilegiada, un saludo desde cerro sombrero :)

      Eliminar
  2. Hermoso, simplemente conmovedor, felicidades Lore, mis bendiciones . Te Quiero y te admiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mariana, un abrazo gigante y te quiero mucho ;)

      Eliminar
  3. Me encanto tu relato muy real, de lo que todas las madres sufrimos, y de un dolor interno que poco a poco vamos superando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que bueno que sirve de algo lo que uno escribe con tanto amor, un abrazo

      Eliminar
  4. Muchas gracias a las personas que se dan el tiempo de leer, para mi es muy importante :)un cariñoso saludo a cada uno de ustedes.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso Lore, se que eres una excelente madre, sigue así. Tu hijo es maravilloso.
    Saludos Prima! Los quiero ! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias primo por leer, un abrazo enorme y te quiero mucho :)

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Yo también soy madre de un principito de 5 años con TGD. El es nuestra vida toda. Lo amamos intensamente. Sabemos lo que todo esto significa...y logramos interpretar el mensaje de DIOS: Nos dio este hermoso regalo porque EL sabe que lo amaremos siempre con todo el corazón y porque DIOS sabe que somos también unos padres ESPECIALES! Bendiciones a todos los padres que tengan un niño con alguna condición diferente y bendiciones a todos esos angelitos y angelitas que son la razón fundamental de nuestra existencia. Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. muy linda tu historia lotero te felicito por la lucha que tienes DIOS los bendiga

    ResponderEliminar
  8. muchos cariños loreto para ti y tu familia desde pto montt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, un cariñoso saludos a Puerto Montt :)

      Eliminar
  9. Loreto, estoy comenzando recien esto, mi pequeño tiene 3 años y aun no habla, estamos comenzando terapias. Tu historia me da esperanza,que Dios les siga ayudando.

    ResponderEliminar
  10. Sigue adelante, que si los papas le ponemos mucha fuerza y le damos las herramientas ellos avanzan mucho, pero siempre tenemos que seguir luchando, un abrazo gigante

    ResponderEliminar
  11. Los padres somos los que debemos trabajar con nuestros hijos para que ellos salgan adelante y avancen mucho, por que no podemos dejarle todo a los profesionales, yo de las terapias que le hacen, en la casa las sigo yo con mi hijo, le ayudo mas de lo que le hacen las tías por que he aprendido y complemento en mi casa, así el a avanzado mucho, tiene 10 años, pero esta muy bien.

    ResponderEliminar